29 diciembre 2006

el caso de la modelo descuartizada

Archivos del crimen. Criminales seccionaron cadáver de Patricia del Carmen Pérez Pinochet (24) en ocho partes y las arrojaron en un pozo de El Monte. Modelo murió en pleno aborto y ‘médicos' la descuartizaron para librar piola. Restos de bella joven fueron hallados por grupo de niños scouts en la ribera del Mapocho. La lograron identificar gracias a sus huellas dactilares.
En 1984 Patricia del Carmen Pérez Pinochet (24) compartía su tiempo entre el modelaje y la atención de un Rent a Car ubicado en el Hotel Carrera, donde conoció a un camarógrafo argentino que trabajaba de corresponsal para la cadena NBC en nuestro país. Los jóvenes simpatizaron e iniciaron una relación amorosa que tendría un dramático final.
Con el correr de los meses la pareja se afiató y comenzó a viajar continuamente entre Santiago y Buenos Aires, pero todo se derrumbó cuando en agosto la mujer quedó embarazada.
Luego de pensarlo detenidamente decidieron que la criatura que estaba en gestación no podía nacer, así que el 20 de noviembre viajaron desde la capital argentina a Santiago con la intención de interrumpir el embarazo. Una amiga le recomendó a Patricia un lugar "donde el trabajo lo hacen bien" y el fotógrafo le pasó 60 mil pesos de la época (500 dólares) para pagar el aborto.
La modelo llegó a las 7 de la tarde del jueves 22 de noviembre al Centro Médico Nacional, ubicado en Bulnes 80, y se entregó confiadamente a las manos de los ‘especialistas'.
La intervención estuvo a cargo de José Manuel Altamirano Vallejos, entonces de 47 años, un sujeto que nunca terminó la carrera de medicina, y de su arsenalero, quien se hacía pasar por sicólogo y nunca pisó la universidad.
Todo resultó mal. No está claro si Patricia sufrió un infarto al miocardio o se desangró por la impericia de sus cirujanos. Lo único cierto es que murió un día después de la intervención a las 8 de la tarde.

Desesperados
Con el cadáver en la camilla, los parteros se vieron enfrentados a dos opciones: O daban cuenta del hecho a las autoridades o se deshacían del cuerpo para hacerle el quite al peso de la ley.
El ‘médico' tomó el toro por las astas y decidió hacer desaparecer el cadáver y con él el fantasma de la cárcel.
Con ayuda de su asistente y de un filoso bisturí procedió a descuartizar el hermoso cuerpo de la modelo en ocho partes. Luego las envolvió en bolsas negras de polietileno e involucró en el siniestro plan a su amante: Una atractiva mujer de 25 años.
El ‘sicólogo' se quedó limpiando las pruebas y la pareja descendió con sangre fría desde el sexto piso de la clínica, pasando junto a la Oficina de Comunicaciones de Carabineros y el OS-7, ubicados en el mismo edificio.
Introdujeron los restos en la cajuela de un auto y manejaron rumbo a El Monte. Los amantes se internaron por un sitio de abundante vegetación y abandonaron las bolsas en un pozo con agua, a 5 metros del cauce del río Mapocho.
Pero aún faltaba la coartada. Los delincuentes adulteraron las fotos de los documentos de Patricia para que los pudiera utilizar la amante del médico con la intención de viajar a Buenos Aires con el nombre de la fallecida. La idea era hacer creer que la pista de la joven se perdía en Argentina. Y así lo hicieron.

Las Huellas
El día después de la muerte de Patricia su pareja llamó al centro médico para saber de su salud. Le dijeron que se estaba recuperando fuera de Santiago y el fotógrafo no tuvo más noticias hasta que la policía se comunicó con él y lo acusó de ser parte del grupo que la prensa bautizó como ‘Los Socios de la Muerte'.
El plan de los criminales se derrumbó cuando los investigadores lograron determinar la identidad de la víctima, gracias a las huellas digitales del cadáver que fue encontrado por unos niños el 2 de diciembre.
En las pesquisas dieron con la amiga de Patricia, quien contó dónde la joven había ido a hacerse el aborto. Con ese dato no fue difícil dar con los responsables, que confesaron su participación. El horrendo caso causó gran revuelo por la juventud y el atractivo físico de la mujer, quien fue sepultada el 27 de diciembre.

Falso Especialista y Estafador
Investigaciones detuvo a Altamirano y a otras seis personas, incluido el pololo argentino.
En el proceso se estableció que el falso médico era responsable de otra muerte por aborto, en 1982, y que tenia causas por giro doloso y estafa. Sin embargo obtuvo la libertad bajo fianza cuando llevaba casi tres años preso.
En 1987 fue condenado a 15 años por el homicidio y a otros dos por ejercicio ilegal de la medicina, pero no fue hallado para la notificación. Más tarde fue detectado en una cárcel de Paraguay y extraditado en 1993.

Especulaciones Dieron Para Todo: De Psicópata a Balazos
La tarde del domingo 2 de diciembre de 1984 una patrulla del grupo scout de la Parroquia San Francisco, de El Monte, encontró en medio de una excursión los restos de Patricia Pérez Pinochet.
Dos niños exploraban la ribera del río Mapocho y se entusiasmaron cuando pensaron que habían encontrado lo que parecían los pedazos de un cerdo en descomposición. Llamaron a su guía, Marco Antonio Contreras Bustos, de entonces 21 años, quien con espanto dio la alerta al distinguir (debido a sus pechos) que el torso desnudo pertenecía a un mujer.
En los alrededores encontraron luego la cabeza, los brazos y las piernas, así que de inmediato avisaron a Carabineros, que acordonó el lugar.
Durante los primeros días las especulaciones dieron para mucho. En un primer momento se habló de un sicópata que habría violado a la mujer, e incluso fueron identificadas algunas prendas femeninas como pertenecientes a una supuesta víctima.
Las mujeres desaparecidas del sector fueron cotejadas con las características del cuerpo, pero ninguna se asemejaba a la fallecida. También fueron empadronadas todas las bailarinas de los cabarets de los alrededores... y nada. No existían noticias sobre la desaparición de alguna chica de la noche.
Incluso fue portada de los diarios que el cráneo presentaba una perforación de bala, lo que sería tajantemente desmentido en el transcurso de la investigación.
Finalmente las huellas digitales dieron con la identidad: Se trataba de Patricia Pérez Pinochet. Y a pesar de que su familia no había hecho ninguna denuncia por una posible desgracia, la hebra les permitió a los investigadores dar con los responsables.
[6 de diciembre de 2006]
[Sebastián Foncea M.]
la cuarta]

1 comentario:

Orquesta Ritmo Band dijo...

donde puedo encontrar fotos de ella