18 agosto 2009

Atrapan a Cogoteros Homicidas

[Puerto Montt] Violenta muerte de comerciante. Después de 18 horas de ocurrido el suceso, detectives de la PDI dieron con el paradero de tres presuntos autores del crimen. Falta un cuarto por aprehender.
A fuego y sangre, fue el asalto que cuatro delincuentes protagonizaron en un negocio de barrio ubicado en el sector de Alerce la noche del domingo y que terminó con la vida de un querido comerciante de la población Manuel Bustos.
Luis Mauricio Vera Vargas (34 años), casado, padre de tres hijos menores de edad, cayó desplomado en el local de su propiedad, tras recibir dos impactos de bala en el rostro y en el tórax, lo que minutos después le ocasionó la muerte cuando era atendido en el Servicio de Atención Primaria de Urgencias (SAPU).
Su vecino Miguel Tapia relató que iba pasando, como las 22.20 horas, por afuera del negocio cuando "observé salir a su hijo gritando que había un asalto. Me dirigí al negocio y observé que el vecino estaba tendido en el suelo. Lo toqué y aún tenía signos vitales". Al continuar -señala- que uno de los delincuentes había logrado sacar la caja con el dinero, "pero parece que en la huida se cayó, puesto que se abrió y se esparcieron los billetes, por lo que parece que no llevaron nada", expresó.

El Hecho
El homicidio ocurrió alrededor de las 22.15 horas, cuando ingresaron al negocio tres sujetos con los rostros cubiertos y portando armas de fuego. Intimidaron a Luis Vera y a una cliente que estaba en el local, quien incluso fue golpeada por uno de ellos, dado que ésta intentó llamar a la policía con su celular. Había más clientes, pero al percatarse del hecho salieron huyendo.
Los antisociales llegaron en un taxi colectivo, cuya patente logró ser anotada por uno de los pobladores, y que se había estacionado a dos cuadras de la calle Dos con el Pasaje Tres, de Villa Manuel Bustos. La fiscal Pamela Salgado, al constituirse en el lugar, ordenó que las diligencias fueran practicadas por detectives de la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística de la PDI.

18 Horas
La PDI trabajó en tres frentes, de acuerdo a lo relatado por la fiscal Pamela Salgado. En el sitio del suceso, en las pericias del cadáver y en la búsqueda y detención de los presuntos autores de este delito. Después de 18 horas de estar prófugos, fueron aprehendidos por los detectives tras ocultarse en la casa de un amigo en la misma Villa Manuel Bustos, a pocas cuadras del negocio de la víctima. Se trata de Antonio Pacheco Feriz (18), César Alejandro Villarroel Reyes (19) y Christopher Fabián Vargas Santana (22). Los imputados quedarán esta mañana a disposición del Juzgado de Garantía, para el control de la detención y formalización de la investigación, por homicidio simple; elemento que podría variar, de acuerdo a la fiscal, a robo con homicidio.
[18 de agosto de 2009]
el llanquihue]

1 comentario:

Ingrid dijo...

Que horrible!!!, indescriptible el daño que han causado en su familia, sus amigos y seres queridos, espero que la justicia haga su parte y que ojalá cumplan una condena como corresponde, basta ya de tantos beneficios a "seres" que ni siquiera merecen el aire que respiran...